Niños con altas capacidades intelectuales: ¿cómo debemos actuar?

septiembre 30, 2016

Tener altas capacidades intelectuales es una condición que engloba sobredotación, talento y precocidad intelectual. No se puede simplificar únicamente a tener un coeficiente intelectual alto, ya que es una condición bastante más compleja.

Respecto a la sobredotación, la OMS establece como superdotados aquellos niños con un CI superior a 130. El talento se define como la capacidad intelectual para aprender las cosas con facilidad o para desarrollar con mucha habilidad una actividad. Mientras que la precocidad intelectual se refiere a adquirir de forma muy temprana algunos procesos intelectuales o psicomotrices, como hablar, escribir, etc.

Los niños con altas capacidades intelectuales suelen presentar características distintas al resto de niños de su edad, tanto por sus capacidades personales e intelectuales, como por sus intereses y su creatividad.

Por esto, requieren una atención y una educación adaptada a estas necesidades, que estimule su creatividad, su talento y su desarrollo, tanto cognitiva como emocional y socialmente.

Cómo reconocer a un niño con altas capacidades intelectuales

Si su hijo presenta algunas de estas características, le recomendemos que acuda a un experto para determinar si tiene altas capacidades intelectuales, ya que en ocasiones se puede confundir con algunos trastornos, como Déficit de Atención. Para cualquier consulta, no dudes en acudir a nuestro centro de Psicoterapia en Madrid.

Estas son algunas señales de las Altas Capacidades Intelectuales:

  • Los bebés dicen su primera palabra hacia los 5 meses y a los 6 ya responden a su nombre.
  • Son muy intensos emocionalmente.
  • En ocasiones tienen hipersensibilidad sensorial, perciben la realidad de forma diferente, e hipersensibilidad psicomotriz.
  • Memoria prodigiosa, tanto a corto, como a largo plazo
  • En la mayoría de los casos aprender a leer y escribir muy pronto y tienen un vocabulario muy amplio para su edad.
  • Son muy perfeccionistas y competitivos.
  • Suelen ser muy distraídos fuera de aquello que les interesa.

Consejos para educar a niños con altas capacidades

  1. Es fundamental informarse todo lo posible para entender cuáles son las motivaciones y necesidades de su hijo para entenderlo y empatizar con él.
  2. Acudir a un experto para que confirme el diagnóstico. La detección temprana favorece el desarrollo de su potencial.
  3. Es recomendable ofrecer al niño actividades alternativas que le motiven, para reforzar la ampliación de contenidos y su deseo de aprender.
  4. También en esto es importante la conexión entre la familia y el colegio, para que los profesores sean conscientes de la situación y se adapten a ella.