Cómo puede ayudar el mindfulness a los niños

noviembre 8, 2018

El mindfulness, también conocido como “atención plena” es una técnica de meditación que ayuda a prestar toda la atención al aquí y al ahora, a los hechos que están ocurriendo en el momento en el que estamos. Dicho de otra manera: nos ayuda a vivir el presente de manera consciente.

Numerosos estudios han evidenciado los beneficios tanto físicos como psicológicos de la práctica de esta técnica. Ayuda a reducir el estrés y la ansiedad, favorece la creatividad, ayuda a mejorar la concentración y la memoria y fomenta la inteligencia emocional.

En los últimos años, incluso importantes empresas han decidido realizar sesiones de mindfulness con sus trabajadores para ayudarles a crecer profesionalmente y personalmente, aunque se trata de una meditación que también puede ponerse en práctica por los más pequeños de la casa.

Según nuestra propia experiencia, hemos podido observar que, pacientes niños que acuden a nuestra consulta de psicoterapia y psicología en Madrid, han mejorado progresivamente en el control de sus emociones y estrés gracias a la práctica y al ejercicio de determinadas técnicas de mindfulness.

Cómo iniciar a los niños en el mindfulness

La práctica del mindfulness no tiene una única manera de realizarse, sino que puede desarrollarse en multitud de situaciones distintas. Lo más importante para que los niños comiencen con la práctica del mindfulness es ayudarles a crear pequeñas rutinas diarias mediante ejercicios sencillos.

Lo que recomendamos desde Psicoterapia La Sal, es que sea un psicólogo experimentado en este tipo de técnicas quien enseñe al niño la metodología adecuada, así como los ejercicios y herramientas para introducirles en el mundo del mindfulness sin que tengan miedo a experimentar y probar cosas diferentes. También es muy positivo que los padres, quienes van a estar con ellos en casa, les ayuden a adquirir el hábito de la práctica diaria.

Beneficios psicológicos de la práctica de mindfulness en niños

  • Les ayuda a mejorar su concentración diaria y a potenciar su capacidad de atención plena.
  • La mejora de su rendimiento académico se ve positivamente reflejada en sus resultados.
  • Se reducen las etapas de estrés en los niños.
  • Aumenta su creatividad.
  • Desarrollan su resilencia, es decir, su capacidad de enfrentarse y adaptarse a situaciones adversas.

¿Estás interesado en esta técnica? No dudes en preguntarnos por ella llamándonos a nuestro teléfono 644 28 92 81. Si lo prefieres, también puedes visitarnos en nuestra consulta de psicología y psicoterapia en la Calle de Cáceres nº40, Madrid.