¿Cómo ha cambiado nuestra forma de hacer psicoterapia con la cuarentena?

febrero 10, 2021

Nunca estar en tu propia casa te había hecho sentir tan fuera de tu zona de confort. Durante la cuarentena, los psicólogos, como tantos otros profesionales, nos alejamos de nuestro escenario de trabajo habitual, nuestro consultorio, y tuvimos que enfrentarnos a nuestros propios miedos personales y profesionales.

Se nos demandaba seguridad ante la adversidad, y dar cobijo y respuesta a los miedos de la población ante una situación que era imprevista y nueva para todos.

La psicoterapia Gestalt se centra en aprovechar el propio potencial de una persona para mejorar su desarrollo personal. Para ello, es necesario que el individuo se encuentre a sí mismo, algo para lo que la cuarentena pudo ser un auténtico reto o una buena oportunidad. A través de la psicoterapia online intentamos ayudar a nuestros pacientes a aprovecharla, realizando ajustes creativos en nuestras técnicas y enfoques.

¡Te contamos cómo afectó la cuarentena a la forma de hacer psicoterapia desde un enfoque Gestalt!

La relación terapéutica en entornos online

El corsé de nuestro aprendizaje como terapeutas nos remite a un encuadre en el consultorio, con unas reglas que nos preceden y que nos dan contención y seguridad profesional.

Ante la impotencia que genera enfrentarse a una situación nueva, el enfoque Gestalt nos sugiere realizar nuevos ajustes creativos. Para ello fue decisivo que los propios pacientes manifestaran su deseo de no interrumpir la relación terapéutica ante esta nueva situación. No querían interrumpir su trabajo terapéutico y nosotros no podíamos desvincularnos.

Por ello, nos trasladamos a un nuevo entorno y comenzamos a realizar sesiones de psicoterapia online. Pasamos de una psicoterapia en un escenario artificial a un escenario personal y auténtico como son nuestros hogares. Asistimos a la verdad de la paradoja, de los opuestos: a pesar del distanciamiento físico, nos sentíamos más cerca.

Introdujimos a los pacientes en nuestras casas y ellos lo hicieron en las suyas. Nos acercamos a través de las pantallas a su mundo más íntimo; conocimos a sus mascotas, la decoración de su hogar, el aspecto físico de sus familias (de fondo, o cuando alguien entraba en la habitación donde ocurría la sesión).

como es la terapia gestalt online

El psicoterapeuta Gestalt como instrumento de la terapia

Esta adaptación obligada nos ha forzado a su vez a replantear nuestro encuadre de consulta, a co-crear con los pacientes un encuentro diferente en su escenificación, pero igual en sus fundamentos relacionales. Nos recordó y recuerda que el psicoterapeuta Gestalt es su propio encuadre, coherente con la premisa de que él también es el instrumento de la terapia.

Gracias a la tecnología, el covid no nos ha separado. El vínculo terapéutico es lo más importante. La terapia durante el confinamiento ha tenido la tarea fundamental de mantener conectados a los pacientes, de lograr que las personas se sientan reconocidas en la mirada de otro ser humano, como es la figura del terapeuta.

La flexibilidad del enfoque Gestalt durante la cuarentena

La posibilidad de flexibilizar el cuerpo teórico de un método psicoterapéutico pertenece exclusivamente a la Psicoterapia Gestalt. A diferencia de otras corrientes de la psicología, los gestaltistas siempre hemos gozado de libertad creativa, subordinada al acompañamiento, la empatía, la confianza y la presencia.

Durante la pandemia los gestaltistas hemos podido validar nuestra corriente. Y nos hemos ajustado creativamente a esta situación sin desvincularnos de nuestros pacientes.

Gracias a la flexibilidad de la terapia Gestalt, y a su bagaje, hemos podido tener una actitud resiliente frente al miedo, y seguir haciendo camino con nuestros pacientes. Hemos co-creado un nuevo encuadre terapéutico más flexible, desde casa, con diferentes formas de conectar a través de la tecnología.

La flexibilidad del enfoque Gestalt durante la cuarentena

Cómo es la psicoterapia Gestalt

El encuadre terapéutico en la terapia gestáltica suele ser de cincuenta minutos o una hora, una vez a la semana. La duración del proceso es muy variable: desde unos meses hasta unos años.

Para llevar a cabo las sesiones de psicoterapia es necesario tener la disponibilidad del paciente y del terapeuta, así como un objetivo terapéutico; no es lo mismo que la persona acuda a nosotros para enfocar determinado asunto o síntoma, a la que trae unas expectativas más generales de autoconocimiento.

El ritmo de cada paciente también debe ser tenido en cuenta, así como el estilo de cada terapeuta. Cada persona tiene su propia forma de avanzar y de conocerse a sí mismo y lo que puede funcionar con un paciente puede no encajar para otro.

 

La incertidumbre ha sido la gran palabra de esta pandemia. Hemos comprobado que la salud mental tiene que ver con el grado personal de tolerar este sentimiento vital: a mayor grado de tolerar la incertidumbre, mayor salud mental

En el Centro de Psicoterapia La Sal somos especialistas en la psicoterapia Gestalt. Realizamos distintos talleres de psicoterapia en la zona de Embajadores (Madrid), pero también ofrecemos la posibilidad de reservar sesiones de psicoterapia online. ¡Contacta con nosotras si te interesa saber más sobre nuestros métodos o reservar una sesión!

Llámanos