Una boda es un evento que, en principio, se celebra una única vez en la vida. Muchas personas se vuelcan con los preparativos del enlace y planean la celebración con mucha antelación, incluso desde antes de conocer a la que será su pareja. Esa forma de entender el paso por el altar supone para estas personas una gran presión añadida, ya que sienten que, si no le dedican todo su tiempo y energía, corren el riesgo de estropear el día. 

Y es que, por muy racional que sea una persona, un enlace matrimonial va a conllevar siempre una dosis de nervios, que mal gestionados pueden hacer que florezca la temida ansiedad preboda. Como lo verdaderamente importante es disfrutar del momento en pareja, te damos unos consejos para que la espera y los preparativos sean más llevaderos. En cualquier caso, en nuestro centro de psicoterapia y psicología en Delicias (Madrid) podemos ayudarte a tener las herramientas necesarias para lidiar con los nervios y la ansiedad previos a la boda.

Delega tareas y pide ayuda

Para algo están los familiares y amigos, ¿no? No es bueno obsesionarse con los pequeños detalles: las flores, las canciones que se pincharán en el baile o esa recena a la que no todo el mundo prestará atención. Reparte las tareas con tu pareja y confía en ella. Y pide ayuda a tus hermanos, primas y amigos para que se encarguen de aquello a lo que no llegues. Evitarte los nervios y la ansiedad preboda puede ser su mejor regalo.

Si te notas especialmente irritable, aislada, agotado o notas que te estás obsesionando con el momento de pasar por el altar… es hora de acudir a un psicólogo. El profesional te ayudará a localizar el foco de tu estrés y te dará las claves para afrontar el proceso.

No descuides tu sueño ni tu alimentación por la boda

Que la boda no te robe el sueño. O, al menos, que te quite poco. Establece unos horarios y trata de cumplirlos a diario. No trasnoches más de lo necesario o acabarás pagándolo conforme se acerque la fecha del enlace en forma de ansiedad preboda.

La alimentación y el ejercicio físico son otros dos aspectos que no debemos descuidar en momentos de estrés, pues ayudan a no caer en crisis nerviosas. Si tu objetivo es perder peso, consulta con un entrenador personal y con un nutricionista, ya que una dieta demasiado restrictiva o unos objetivos deportivos muy exigentes podrían ser perjudiciales en el manejo de los nervios previos a la boda.

Dedica tiempo a tus aficiones y a tu pareja

Haz aquello que te hace sentir bien. Si pintar te relaja, ¿por qué no rescatas las acuarelas del trastero? Cualquier tipo de afición que te permita evadirte durante un rato de tus obligaciones es más que aconsejable.

Además, dedica tiempo a tu pareja. Una escapada nunca está de más, pero en un momento de estrés es todavía más necesaria. Y, si no tenéis un fin de semana libre, intentad hacer alguna actividad juntos: visitar una exposición, ir al cine, un curso de cocina, cenar fuera… Dejar aparcado durante un rato el tema en cuestión ayudará a evitar los nervios y la ansiedad preboda.

En cualquier caso, si necesitas consejo profesional para afrontar la etapa previa a tu boda, en nuestro centro de psicología en Delicias (Madrid) contamos con un equipo de profesionales que te ayudarán a que los meses previos a tu enlace matrimonial estén llenos de felicidad y buenos momentos y no de nervios y ansiedad. ¡Pide cita con nosotras si necesitas ayuda!