Cuándo acudir a terapia de pareja

agosto 12, 2022

En ocasiones, las relaciones de pareja pasan por un mal momento y no es posible solucionar las crisis de forma independiente. Para esos casos, la terapia de pareja es una buena solución.

La terapia de pareja es un tipo de consulta de psicoterapia que busca estudiar y resolver los problemas que surgen en una relación, ayudando a solucionar los conflictos y a cambiar las actitudes que perjudican su estabilidad.

Si sientes que puedes estar pasando por una mala etapa y te ves incapaz de superarla con tu pareja, las profesionales de nuestro centro de psicoterapia y psicología en Madrid, os pueden ayudar.

Por qué acudir a terapia de pareja

Los motivos por los que se acude a terapia de pareja son principalmente para reconocer el problema a tratar, descubrir y comprender actitudes que contaminan la situación y encontrar soluciones que se pueden aplicar para mejorar la relación y el ambiente.

Generalmente, una gran parte de los problemas de pareja suele ser consecuencia de una falta o mala comunicación, por lo que aprender a comunicarte con la otra persona de forma sana es clave para mejorar tu relación.

Cuándo acudir a terapia de pareja

Existen diversas situaciones que pueden indicar que es el momento de acudir a terapia de pareja. Algunas de ellas son las siguientes:

  • La monotonía de la rutina o el aburrimiento en una relación son situaciones que pueden perjudicar la estabilidad. No saber gestionar cómo salir de esos hábitos se puede resolver en terapia.
  • No existe una buena comunicación entre ambas partes y las discusiones son frecuentes y destructivas. Vivir en un clima constante donde premian los conflictos es una situación perjudicial tanto individualmente como para la relación en sí misma.
  • Estar pasando por una crisis puntual. En ocasiones, las parejas atraviesan una etapa inestable de la que no saben salir. Si no se resuelve, con el paso del tiempo esta crisis puede agravarse. En las sesiones de terapia de pareja se descubren las causas que se esconden detrás de esas crisis y se aplican estrategias para ayudar a la pareja a superarlas.
  • Los ritmos de vida perjudican la relación. Hoy en día son muchas las relaciones que se ven afectadas por ritmos de vida frenéticos y excesos de trabajo que perjudican la forma de interactuar. En algunos casos, el estrés del día a día desplaza el tiempo dedicado a la otra persona, provocando una actitud cada vez menos cercana.
  • Mala convivencia. En ocasiones, tras dar el paso de irse a vivir con la pareja, surgen roces de convivencia, sobre todo durante los primeros meses. Sin embargo, si un gran porcentaje de las discusiones están causadas por la convivencia, es conveniente realizar cambios en la relación para mejorarla y aprender a convivir con la otra persona de la forma más sana posible.
  • Dependencia emocional. A pesar de que la dependencia emocional es un sentimiento que puede tratarse individualmente, las terapias en pareja ayudan a ambas partes a descubrir cómo actuar para eliminar esa dependencia.
  • Celos, desconfianza o infidelidad. Los celos e inseguridades en las parejas pueden provocar muchas situaciones que perjudican directamente a la relación. En caso de que se trate de una infidelidad, las terapias de pareja también pueden ayudar a clarificar la situación, las causas y los sentimientos.

En cualquier caso, las relaciones sociales no son lineales, por lo que es normal que existan etapas mejores que otras. Sin embargo, es importante aprender a tratar este tipo de situaciones para que afecten de forma mínima en la relación, evitando extenderlas en el tiempo y provocando emociones muy negativas. Cuando una pareja se siente saturada e incapaz de abordar sus problemas, la terapia de pareja puede ser la clave para mejorar la relación.

.

Llámanos