Inteligencia emocional: aprender a entender y gestionar nuestras emociones

julio 15, 2019

¿Cuántas veces te has encontrado en una situación en la que tus emociones han conseguido dominarte? Pierdes un colgante que tenías desde hace mucho tiempo y te invade la tristeza, te cancelan un plan y te enfadas, desarrollas ansiedad porque te entra miedo y crees que no vas a poder hacer bien tu trabajo…

Saber gestionar las emociones es una habilidad muy útil para tener el control de nuestra vida y poder enfrentarnos a las diferentes situaciones adversas que puedan surgir en nuestro día a día, mejorar nuestro rendimiento y nuestro bienestar en general. De hecho, ya se ha demostrado que es difícil tomar decisiones inteligentes sin que las emociones participen en el proceso de alguna forma. Pero… ¿cuáles son las claves para conseguir dominar nuestras emociones?

¿Se pueden educar las emociones?

En 2015, Disney Pixar creó una innovadora película en la que puso imagen, voz y personalidad propia a las emociones humanas. En Inside Out, Tristeza, Alegría, Miedo, Ira y Asco fueron los protagonistas de la historia, en la que se mostraba cómo reaccionaban ante los estímulos del mundo exterior guiando el cuerpo y la mente de una niña de 11 años.

La película fue un éxito y trajo a la gran pantalla algo que se suele trabajar poco en el colegio y la universidad: la educación emocional. Esta disciplina nos ayuda a perfeccionar nuestra inteligencia emocional, es decir, la capacidad que tenemos para gestionar y entender nuestras propias emociones, así como las de los demás.

La inteligencia emocional está integrada por varios elementos: el autoconocimiento, el autocontrol emocional, la automotivación, la empatía y las habilidades sociales. Si logramos aprender a regular estos aspectos, conseguiremos tener un mayor control sobre nuestras emociones.

Consejos para mejorar nuestra estabilidad emocional

Para poder tomar buenas decisiones y no dejar que nuestras emociones nos dominen, es importante que la parte racional y la parte emocional de nuestro cerebro cooperen entre sí. Cultivar la inteligencia emocional puede ayudarte a gestionar la forma en que reaccionas a estímulos y dominas tus emociones.

  • Trabaja la empatía: ponte en el lugar de las otras personas cuando hagan algo que te contraríe e intenta entender por qué actúan así. Reflexionar sobre las motivaciones de otras personas mejora nuestras habilidades sociales y nuestra relación con los demás y puede ayudarnos a forjar vínculos más estrechos.
  • Aprende a conocerte: saber cómo influyen determinados estímulos en nuestro estado anímico y éste en nuestro comportamiento nos proporciona información muy valiosa, gracias a la cual podremos trabajar para regular nuestras reacciones.

Visita nuestro centro de Psicología y Psicoterapia en Madrid si sientes que tus problemas para gestionar las emociones están afectando a tu bienestar y tus relaciones personales. Gracias a las diferentes terapias intentaremos encontrar las herramientas que mejor te funcionen para tratar la inestabilidad y las dificultades emocionales.

Llámanos