Mi pareja no quiere tener hijos, ¿qué puedo hacer?

octubre 19, 2016

En toda pareja estable, llegado a cierto punto, es normal que se plantee la opción de tener hijos. Una decisión fundamental que se debe tomar de manera consensuada y que puede traer problemas importantes si un miembro de la pareja quiere tener hijos, pero el otro no. ¿Qué podemos hacer entonces? ¿Hay solución?

Normalmente en estos casos es la mujer la que desea tener un hijo y se encuentra con que su pareja no quiere. Sin embargo, también hay casos en los que él quiere ser padre y ella no. Existen varios motivos por los que una persona puede decidir no tener hijos: por la situación económico-laboral, por la gran responsabilidad que supone, por el miedo al compromiso, por conflictos del pasado, etc.

Si tienes claro que quieres tener hijos y tu pareja tiene claro que no, lo primero que debes hacer es pensar si te conviene seguir en una relación en la que los proyectos futuros son tan diferentes.

Hay parejas que deciden renunciar a tener hijos por mantener viva su relación. Renunciar a tener hijos por una pareja es una gran renuncia. Pero, si lo hacemos y tomamos la decisión con seguridad, será una decisión tan válida como cualquier otra.

No se puede obligar a nadie a ser padre o madre a la fuerza, así como no se puede privar a nadie de serlo.

Si tu pareja no quiere tener hijos, la principal recomendación es dialogar. Hay que intentar entender cuál es el motivo de vuestras decisiones y empatizar con el otro. A veces, puede ser necesaria ayuda profesional mediante terapia individual o terapia de pareja. Así lograréis mejorar la comunicación y la correcta canalización de los sentimientos. En nuestro centro de Psicoterapia en Madrid podemos ayudarte.

Otra recomendación importante es tomarte tu tiempo, no tomes una decisión apresurada. Si decides continuar con relación, tienes que ser consciente de que dejar de lado la maternidad/paternidad es algo que va a pesar en vuestra relación.

Por ello, pensad en las posibilidades que tiene vuestra relación y tomad la decisión que creáis más adecuada a nivel personal, conyugal y familiar.