Los principales problemas psicológicos en adolescentes

julio 15, 2016

La adolescencia es una edad muy complicada, tanto para el joven que está experimentando una gran cantidad de cambios que no sabe controlar, como para los padres y adultos que le rodean.

La adolescencia es el período de desarrollo moral y personal del ser humano, y también la época en la que se viven más angustias y conflictos.

En la adolescencia es común la aparición de ciertos problemas psicológicos que son más o menos graves según el trastorno del que se trate.

¿Cuáles son los problemas más habituales en la adolescencia?

  1. Trastornos emocionales
  2. Trastornos alimenticios
  3. Crisis de la adolescencia (aislamiento, agresividad, rebeldía…)
  4. Trastornos por “adicciones” a las drogas, el alcohol o al juego
  5. Conflictos por el mal uso de la internet y las redes sociales
  6. Déficit de atención, problemas escolares

Dentro de los trastornos del ánimo, los más habituales son aquellos provocados por la ansiedad, el estrés, la depresión o la agresividad.

Los adolescentes pueden acumular mucho estrés por problemas en el instituto, discusiones con los padres, relaciones personales, dificultades de integración… Este estrés puede desembocar en ansiedad o depresión.

Asimismo, los jóvenes con ansiedad suelen ser más inseguros, no confían en sí mismos y viven con más miedo. La ansiedad, si en vez de ser algo puntual, se alarga en el tiempo puede convertirse en un estado de depresión.

Algunos jóvenes tienden a aislarse de los demás debido a los cambios y las dificultadas que se atraviesan en esta época. Como suele pasar, el aislamiento y la soledad puede provocar tristeza y depresión.

Los trastornos de alimentación también pueden ser habituales en algunos jóvenes, siendo la anorexia y la bulimia los más comunes. El peso se transforma en una obsesión y esta obsesión por estar delgado crea importantes problemas de salud.

Cuando se sospecha que un adolescente puede atravesar por una de estas situaciones, es importante acudir a especialistas que trabajan este tema psicológica y emocionalmente.

Si su hijo tiene alguno de estos trastornos que hemos comentado, es importante tratarlo con comprensión y paciencia. Hay que centrarse en encontrar soluciones eficaces y acudir a un experto que pueda ayudarnos en este proceso, como, por ejemplo, a través de la Psicoterpía Sistémica.

No dude en ponerse en contacto con nosotros para tratar estos conflictos a través de sesiones de Terapia de Familia en Madrid.