¿Cómo aprender a practicar mindfulness?

abril 5, 2022

Mindfulness, más que una práctica, es una filosofía de vida. Introducirse en el mundo de la atención plena es una forma de aprender a centrar la mente en lo que está ocurriendo en ese preciso instante de manera consciente y sin juicios.

Cuando una persona necesita saber cómo gestionar sus altibajos emocionales y se plantea aprender a practicar mindfulness para sentirse mejor consigo misma, es importante que se ponga en manos de un profesional que conozca la técnica para que le ayude a liberar su mente de pensamientos negativos y consiga sacar el máximo rendimiento de esta práctica tan enriquecedora.

Si crees que necesitas ayuda profesional para iniciarte en mindfulness, puedes consultar toda la información de nuestro Taller de mindfulness y meditación en Madrid. En este taller podrás conocer la técnica junto a otras personas que se encuentran en tu misma situación.

Compartir puntos de vista distintos y dinamizar el autoconocimiento gracias a la comunicación con otras personas te ayudará a estar mucho más motivado a la hora de aprender a practicar mindfulness.

Pasos iniciales para aprender a practicar mindfulness

  1. Encuentra un lugar que te transmita paz

No importa cuál sea el lugar siempre que el ambiente esté despejado para poder estar tranquilo y sin ruidos de fondo. Lo ideal sería escoger un espacio dedicado únicamente a la práctica de mindfulness, pero no es imprescindible. Se puede transformar mínimamente una estancia apagando la luz o encendiendo una vela, de forma que nuestra mente pueda entender que comienza ese momento de concentración para la práctica de atención plena.

  1. Siéntate en una silla con la espalda recta

Adquirir una posición firme a la vez que relajada es algo fundamental para conseguir que el cuerpo se mantenga despierto y pueda enfocarse en nuestro mundo interior para prestar atención a todas las emociones que habitan en él.

La postura ideal para aprender a practicar mindfulness es sentarse en una silla con la espalda erguida sin apoyarla en el respaldo, colocando los pies en el suelo paralelos entre sí y las manos sobre los muslos con las palmas hacia arriba. Lo mejor para evitar que nuestra cabeza tienda a pensar en otras cosas es meter la barbilla ligeramente hacia el cuello y mantener la mirada entreabierta sin llegar a cerrar los ojos, orientada hacia los muslos.

  1. Respira de forma consciente

La respiración consciente tiene un gran peso a la hora de aprender a practicar mindfulness. Cuando cogemos aire y lo expulsamos de forma controlada, estamos creando una conexión entre el mundo exterior y nuestro interior que proporciona equilibrio físico y mental.

Una vez estamos en posición, la práctica consiste en sentir en nuestro pecho un mar en calma que al respirar dibuje olas muy delicadas, y centrar toda nuestra atención en este movimiento. El tiempo que se dedica a la respiración irá aumentando a medida que avancemos en el aprendizaje de la práctica de mindfulness.

Conecta de nuevo con la experiencia de sentir el momento

Aprender a practicar mindfulness es un camino que te llevará a disfrutar de todas las tonalidades del presente, ejercitando la atención plena y consciente, e identificando cada pensamiento que cruce tu mente.

Nuestras psicólogas en Delicias (Madrid), son expertas en meditación y atención consciente, si quieres aprender mindfulness con ayuda y mentoría, en nuestro taller te enseñaremos a sentir y vibrar en sintonía con tu presente. ¡Llámanos! Estaremos encantadas de conocerte y resolver tus dudas.

Llámanos