¿Miedo al cambio? Las mejores estrategias para superarlo

mayo 16, 2018

“Más vale malo conocido que bueno por conocer” ¿Te suena este refrán? El miedo a lo desconocido y al cambio son unos sentimientos que forman parte de la naturaleza humana pero que hay que saber controlar para que no nos limiten en nuestras decisiones y actividades normales.

Lo conocido genera en nosotros una sensación de seguridad y control que nos hace sentir bien. Sabemos lo que va a pasar y cuáles van a ser las consecuencias. Es habitual encontrarnos a personas a las que les produce cierto rechazo el hecho de tener que tomar alguna decisión drástica que suponga un cambio en su vida. El miedo a la incertidumbre, a los cambios, al fracaso, al qué pueda pasar, a tomar decisiones o al salir de nuestra zona de confort, son los miedos más habituales frente al cambio.

No se trata de dejar de sentir miedo o respeto frente a estas nuevas situaciones, sino de encontrar el punto concreto en el que seamos capaces de tolerar la incertidumbre y aprendamos a convivir con ello sin que nos frene en nuestro día a día. Los cambios nos ayudan a crecer como personas, a ponernos a prueba y a conocernos más a nosotros mismos. Por ello, es importante aprender a cambiar nuestro modo de pensar y actuar para que no se convierta en un obstáculo que nos frene. En nuestro centro de Psicología y Psicoterapia en Madrid, ayudamos a numerosos pacientes a vencer esa resistencia al cambio favoreciendo su autoconocimiento.

Estrategias para minimizar el miedo al cambio

  • Acepta que el miedo al cambio es algo normal. No te autocastigues por sentir rechazo frente a los cambios, se trata de un sentimiento normal que tienen muchas más personas. Sólo cuando aceptes que es algo común podrás comenzar con los primeros pasos para minimizar el miedo al cambio.
  • Haz los cambios de manera progresiva. A todo el mundo nos dan respeto los cambios tanto a nivel personal como profesional. No pretendas realizar cambios drásticos de la noche a la mañana. Ve incorporando en tu vida poco a poco pequeñas decisiones que te ayuden a superar ese rechazo al cambio.
  • Sé perseverante. Tratar de incorporar a tu rutina esta nueva mentalidad va a requerir esfuerzo y constancia. De nada sirve marcarnos como objetivo realizar más cambios en nuestra vida si vamos a tirar la toalla a la primera de cambio. Tómate tu tiempo y hazlos a la velocidad con la que te sientas más cómodo, pero sé siempre perseverante para alcanzar tu meta.
  • Analiza cómo te sientes ante los cambios. A cada persona le angustia una consecuencia diferente provocada por los cambios. ¿Cómo te sientes cuando ocurren? ¿Te sientes capaz de resolver la situación? ¿Por qué temes esos cambios?
  • Muestra una actitud positiva frente a los cambios. Normalmente, las personas que son reacias a los cambios suelen tener una mentalidad negativa y acostumbran a imaginarse lo peor. Piensa que eres capaz de hacerlo y todos los beneficios para tu autoestima que va a tener tomar esta decisión.