Las mujeres y la salud

mayo 4, 2016

Las mujeres padecen ciertos problemas de salud que son únicos en ellas, como puede ser durante el embarazo o la menopausia, u otros que solamente corresponden a los órganos puramente femeninos.

Por otro lado, existen algunos que, afectando a ambos sexos, tienen en la mujer una incidencia distinta que en el hombre.

De este modo, el Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano Mujeres y Hombres afirma que las mujeres tienen más posibilidades que los hombres de fallecer por un ataque al corazón, también de experimentar sentimientos de ansiedad o depresión o de padecer efectos más graves de enfermedades de transmisión sexual, entre otras.

La salud mental de las mujeres

Existen factores hormonales y genéticos que condicionan el hecho de que las mujeres padezcan una mayor incidencia de trastornos mentales; sin embargo, señalan los expertos que en este caso también entran en juego otras situaciones de tipo social como estar en una situación de desempleo o sufrir una carga importante de trabajo, que puede desembocar en ansiedad o depresión.

Algunas investigaciones llevadas a cabo sobre este tema concluyen que las mujeres tienen mayor riesgo que los hombres de desarrollar una enfermedad mental.

Los factores hormonales son muy importantes para algunas de ellas, como la depresión, pues explican el hecho de que entre el 3 y el 8% de la población femenina en edad reproductiva padezca algún trastorno disfórico premenstrual, cuyos síntomas principales son irritabilidad, tensión y depresión grave.

Pero no hay que dejar de lado los factores sociales. Los que hemos visto antes: el paro, una sobrecarga de tareas donde deben hacerse cargo de cuidar un hogar, los hijos, quizá tengan un trabajo fuera de casa, algún familiar al que atender, unido todo ello a que no cuenten con mucha colaboración por parte de su pareja, o situaciones de violencia física o psicológica afectan en mayor medida a las mujeres y las hacen más vulnerables a que en ellas se desencadene alguna patología de tipo psicológico o psiquiátrico.

El Instituto de la Mujer indica que, actualmente, cuando una mujer desea ir más allá de su rol, digamos tradicional, de madre y esposa, debe introducirse en el mercado laboral y compatibilizar su desarrollo profesional con la maternidad.

Decidir entre estos dos papeles que en ocasiones no son fácilmente compatibles puede conllevar una insatisfacción y conflictos personales.

Es importante desarrollar un proyecto de vida propio, con motivaciones individuales, compartir responsabilidades con su pareja y disponer de tiempo para una misma.

En el Centro de Psicoterapia La Sal de Madrid realizamos sesiones de terapia de grupo para mujeres. No dudes en ponerte en contacto con nosotras.