Niños y divorcio. Cómo manejar esta situación

abril 16, 2018

El divorcio ha dejado de ser una situación poco común para convertirse en un escenario habitual dentro de la población. Miles de adultos deciden poner fin a su matrimonio por diferencias, desigualdades u opiniones que chocan. Todo divorcio supone un gran cambio en la vida de quien se separa, pero más lo es todavía si el matrimonio tiene hijos en común, quienes deberán enfrentarse a nuevas emociones como la desilusión, rabia o tristeza.

Para los niños pequeños, la situación familiar a la que estaban acostumbrados y su día a día se ven modificados. Pasan a vivir con tan sólo uno de los progenitores, quizás deban cambiar su residencia habitual y sentimientos y emociones nuevas afloran en ellos.

Cómo comunicarles la noticia

Conviene no demorar el momento de comunicarles la separación de los papás ni evitar esta situación con mentiras que oculten la verdadera realidad. En el momento de explicar la decisión del divorcio es importante hacerlo los dos juntos para transmitir que ha sido una idea que ha surgido de los dos y fruto de un acuerdo mutuo.

Déjale claro que el divorcio no es un castigo por su mal comportamiento o por algo malo que haya hecho.

Comunícale la decisión con frases sencillas que pueda comprender, dejándole claro que el divorcio no es un castigo por su mal comportamiento o por algo malo que haya hecho. Es normal que al principio se sientan algo confusos y no terminen de entender bien lo que significa que sus padres se divorcien. Dejarles tiempo y espacio suficiente para que lo asimilen es esencial para tratar que esta situación sea lo menos dolorosa para los niños.

 Qué hacer tras el divorcio

  • Mantén una buena comunicación con tus hijos. Trata que no noten que ahora puedes pasar menos tiempo con ellos.
  • Escucha sus pensamientos y ayúdales a expresar sus emociones.
  • Transmitir a los hijos que, a pesar de estar divorciados, el respeto entre su padre y su madre sigue existiendo.
  • Dentro de lo posible, intenta mantener la rutina que teníais antes del divorcio para que los niños noten lo menos posible el cambio.
  • Trata de mantener un buen ambiente entre toda la familia, principalmente con tu ex pareja, para evitar tensiones delante de los niños.
  • Hazles entender que el divorcio no ha sido culpa suya.

Observa su comportamiento y las evidencias de un cambio en su conducta. Quizás sea necesario acudir a un profesional para solicitar ayuda psicológica que le ayude a superar el divorcio a nivel emocional.