¿Qué es la vergüenza?

agosto 20, 2014

¿Qué es la vergüenza?

A la hora de definir el concepto lo primero con lo que nos encontramos es con que hay muchas definiciones de vergüenza. A modo de introducción, si nos vamos al diccionario de la RAE, veremos que la palabra española deriva de la latina verecundia, y los académicos encuentran varias definiciones para la misma:

  • Turbación del ánimo, que suele encender el color del rostro, ocasionada por alguna falta cometida, o por alguna acción deshonrosa y humillante, propia o ajena.
  • Pundonor (estado en que la gente cree que consiste la honra, el honor o el crédito de alguien), estimación de la propia honra. Hombre de vergüenza
  • Encogimiento o cortedad para ejecutar algo.
  • Deshonra, deshonor.

No sólo vienen estas definiciones, también viene recogido como se utiliza la expresión “las vergüenzas” para definir a “las partes externas de los órganos humanos de la generación”; o como la utilizamos en expresiones como las siguientes. “Vergüenza ajena” para referirnos a la vergüenza que uno siente por lo que hacen o dicen otros. “Perder alguien la vergüenza” para referirse al acto de “abandonarse, rebajándose en su conducta”. “Sacar a alguien la vergüenza”, para referirnos al acto de “imponerle el castigo de la vergüenza” o “Ser algo una mala vergüenza” queriendo decir que es muy ruin o inconveniente.

Con todo ello vemos como la vergüenza es un afecto ubicuo, poco reconducible a un contexto específico. Según Mario Rossi Monti (1998) es un poco como el aire que respiramos: si empezamos a prestarle atención lo encontraremos por todos lados. Así podemos encontrarla hasta en dichos populares “quien tiene vergüenza ni come ni almuerza”, o si la buscamos la encontraremos en tramas de películas como “El discurso del rey”, “La vergüenza” de Bergman, “El lado bueno de las cosas” o “Las ventajas de ser un marginado”.

El espectro de emociones relacionadas con la vergüenza incluye, a parte de la vergüenza misma, la sensación de embarazo, humillación (experiencia de vergüenza causada deliberadamente por el otro), inferioridad, timidez y miedo social. También incluye las defensas contra la vergüenza (pudor) como la modestia, humildad y conceptos parecidos.

También se puede ver que la vergüenza opera de forma latente detrás de otros fenómenos afectivos: venganza, envidia, resentimiento, y otras formas de rabia, todo lo cual podemos encontrar motivado por una experiencia de vergüenza no reconocida.

La vergüenza es también un acompañamiento inevitable de todas aquellas situaciones en las que uno queda expuesto (o bajo la amenaza de quedar expuesto) a una interrupción de la cohesión de la personalidad, a una fragmentación, disociación, desorganización, o a ataques de pánico.

Así pues la dificultad de una aproximación a la vergüenza depende del hecho de que la vergüenza forma parte de la naturaleza humana, forma parte de la historia evolutiva de cada uno de nosotros y de nuestras imperfecciones.

 

 

vergc3bcenza

 

Psiquiatría Madrid

Psicólogos Madrid