Mi pareja esta depresiva, ¿qué puedo hacer?

septiembre 5, 2016

Es probable que alguna vez te pase o te haya pasado que notes a tu pareja irritable, indeciso/a, distante. Quizás hayas pensando que ya no está enamorado/a de ti o que no está centrado/a en la relación… Pero puede que lo que realmente le pase es que esté atravesando una depresión.

Sin embargo, hay síntomas que te harán ver que tu pareja está deprimida y no desenamorada. Cambios de hábitos o alimentación, tristeza continua, desesperanza, apatía, cansancio…

A pesar de lo que mucha gente pueda pensar, la depresión es una enfermedad como cualquier otra y la convivencia con una persona enferma puede resultar difícil, y más si no sabemos cómo manejar la situación.

¿Cómo podemos ayudar a una persona que se queja continuamente, lo ve todo negro y no encuentra motivación en nada? Es una tarea complicada que debemos afrontar con paciencia, ya que puede causar importantes problemas en el ámbito de la pareja o el matrimonio.

La persona deprimida tiende a encerrarse en sí mismo o si misma, es probable que descargue la frustración sobre su pareja, puede descuidar su aspecto y sus hábitos y las relaciones sexuales también se verán resentidas.

El primer paso para empezar a poder ayudar a tu pareja es aceptar la situación. Es normal que a veces te sientas molesto/a por el comportamiento de tu pareja, pero debes comprender, como decíamos, que la depresión es una enfermedad y no una elección.

Consejos para ayudar a tu pareja si tiene depresión

  1. Resulta importante mantener la serenidad e intentar ser positivo/a, ya que cuando alguien que sufre una depresión nota que la persona a su lado también está triste, puede sufrir un empeoramiento
  2. Infórmate sobre la enfermedad. Aprenderás que muchas veces los ánimos o argumentos lógicos no servirán de nada.
  3. La pareja del depresivo/a debe estar atento de que cumpla con la ​medicación, acuda a la consulta cuando sea necesario y continúe con la psicoterapia. ​​​
  4. Saber escuchar también es necesario y ayudará a que tu pareja se sienta apoyado/a en todo momento. La presión no funcionará.
  5. Cuida otros aspectos de tu vida: busca el apoyo de amigos o familiares, personas fuertes que te transmitan ánimos a ti también. Concédete un espacio y un tiempo para ti, para seguir con tu día a día, tus hobbies, etc.
  6. Muestra confianza en su recuperación.