¿Qué es la ciclotimia?

octubre 11, 2016

La Ciclotimia es un trastorno del estado del ánimo similar al Trastorno Bipolar, que se caracteriza por la alternancia de fases leves de depresión e hipomanía, trastorno psiquiátrico que se manifiesta con irritabilidad o excitación.

Afecta a en torno a un 1% de la población y frecuentemente evoluciona hacia el trastorno bipolar, en un 30% de las ocasiones.

Características de la Ciclotimia

La ciclotimia se caracteriza, principalmente, por una inestabilidad constante. La persona que sufre este trastorno muestra periodos de depresión y euforia. Sin embargo, es habitual que, durante varios meses, la persona que sufre ciclotimia muestre un estado de ánimo normal.

Al ser cambios leves en el estado de ánimo, la persona que sufre ciclotimia puede no darse cuenta de su problema y como los periodos eufóricos son agradables no suelen buscar ayuda psicológica. Su aparición es difícil de identificar y el inicio se da frecuentemente en la adolescencia.

¿Cuáles son los síntomas de la Ciclotimia?

Entre las principales características de la ciclotimia encontramos las siguientes:

Altibajos emocionales. Presentar varios períodos con síntomas hipomaniacos y depresivos durante al menos dos años y durante la mitad del tiempo.

Los síntomas de la hipomanía son: un sentimiento exagerado de felicidad o bienestar y euforia, optimismo extremo, hablar rápidamente, agitación, etc.

Por su parte, en la fase depresiva destacan episodios de tristeza, desesperación, ansiedad, problemas del sueño y apetito, fatiga, dolor crónico, etc.

Todos estos síntomas generan perturbaciones en la vida social, laboral, sentimental…

Cómo afrontar la Ciclotimia

La Psicoterapia es altamente efectiva para tratar la ciclotimia, para informar al paciente sobre la enfermedad y para ayudarle a afrontar los cambios de humor. Estas sesiones están enfocadas a mejorar las relaciones intrapersonales y crear rutinas saludables.

Además, hay algunas recomendaciones fundamentales para los pacientes de ciclotimia:

  • Mantener patrones de sueño saludables, ya que pocas horas de sueño activan los episodios de estado de ánimo.
  • Llevar un estilo de vida saludable. Comer alimentos saludables, evitar el consumo de drogas y alcohol. El abuso de alcohol se relaciona comúnmente con la ciclotimia.
  • Aprender habilidades de afrontamiento: asertividad, control de emociones, etc.