Celos, ¿amor o enfermedad?

marzo 24, 2017

Los celos son una respuesta emocional compleja que surge cuando una persona percibe una amenaza hacia algo que considera suyo, generalmente, el temor e inseguridad que siente ante la posibilidad de perder a una pareja. El miedo a la pérdida, real o no, se plantea como una amenaza.

Todos, de manera natural y espontánea, con mayor o menor intensidad, hemos sentido celos en algún momento de nuestra vida.

Conviene distinguir entre celos “normales” y celos patológicos. Los celos pueden ser una sensación normal que se siente ante la posible pérdida de alguien y pueden existir motivos racionales para sentirlos.

Sin embargo, existen también celos patológicos, que son aquellos que son infundados, llegan a obsesionar, están acompañados de sentimientos de hostilidad y depresión y suelen ser destructivos para la relación. Estas personas exigen a sus parejas que no se impliquen emocionalmente con nadie, sea esta relación del tipo que sea.

Perfil del celoso patológico

El celoso patológico es una persona posesiva, necesita del otro para vivir y esto se convierte en una obsesión. Suele ser una persona con baja autoestima y puede ser inestable.

Desconfía continuamente de su pareja, odia a sus compañeros de trabajo o amigos, revisa los objetos personales de su pareja, sufre cuando su pareja se va de viaje o sale con sus amigos, no tolera que no conteste al móvil… estas son algunas de las claves para descubrir a un celoso patológico.

¿Cómo afectan los celos?

Los celos pueden destruir a la pareja. La amenaza constante hará que la pareja cambie su forma de comportarse y destruirá la posibilidad de diálogo.

La prevención de los celos está relacionada con el aprendizaje, especialmente durante la niñez, de los valores de la tolerancia y respeto hacia los demás.

Este es un problema que se puede superar y solucionar. Lo primero y fundamental es darse cuenta de que se padecen estos celos patológicos, parece algo sencillo, pero no lo es. La terapia psicológica puede resultar si es que no hay una patología subyacente que tratar primordialmente.

En nuestro centro de Psicoterapia en Madrid podemos ayudarte. Estamos en C/Cáceres, 40, Bajo Derecha.