Blog de Actualidad | Centro de Psicoterapia y Psicología en Madrid

Psicoterapia y Ansiedad

febrero 7, 2015

Las personas estamos en continua interacción con el medio. Cuando nos encontramos ante una situación que nos crea angustia aparece un estado con variados síntomas entre los que se encuentra la ansiedad. La ansiedad es un sistema de alerta del organismo ante situaciones amenazantes. El concepto de ansiedad está ligado a la percepción de amenaza y a la disposición de respuestas frente a ella. No siempre tiene que ser patológica, la ansiedad también nos ayuda a solucionar problemas o a evitar peligros.

Ante la percepción de una amenaza puede definirse como un complejo patrón de tres tipos de reacciones:

  • Respuestas motoras: inhibición o sobre-activación motora, comportamiento defensivo, búsqueda de seguridad, sumisión, evitación, agresividad como por ejemplo; salir corriendo, voz temblorosa, cerrar los ojos.
  • Respuestas fisiológicas: activación de diversos centros nerviosos, particularmente del sistema nervioso autónomo, que implica cambios vasculares, respiratorios, cambios en la frecuencia cardíaca, tensión muscular.
  • Respuestas cognitivas: anticipaciones amenazantes, evaluaciones del riesgo, pensamientos automáticos negativos, imágenes importunas como por ejemplo; pensamientos de peligro, imágenes de daños corporales.

Cuando la ansiedad es proporcionada y se adecua a la situación, no tenemos porque apreciar sintomatología o bien la manera de sentirla no la notamos como inadecuada.

¿Cuándo considerar que sería necesario comenzar una psicoterapia?

  • Cuando su intensidad sea demasiado elevada
  • Cuando la misma ansiedad nos impida hacer nuestra vida normal
  • Cuando no nos ayude a resolver situaciones o problemas
  • Cuando nos influya a en nuestras relaciones sociales, laborales…
  • Cuando no la aceptemos

En el DSM-IV nos encontramos con algunos trastornos de ansiedad como pueden ser:

  • Trastorno de ansiedad por separación
  • Trastornos relacionados con las fobias
  • Trastornos de angustia
  • Ansiedad generalizada
  • Trastorno obsesivo compulsivo
  • Trastorno por estrés postraumático

 

images

 

 

Psicólogos Económicos

El Escarabajo Dorado

febrero 5, 2015

El Escarabajo Dorado es un pequeño video sobre la historia de un sueño de una paciente que hacía psicoterapia con Carl Gustav Jung:

 

 

Psicólogos Económicos

Psicología y Literatura. Narrativa y Psicología

enero 19, 2015

Resumen. En el presente trabajo, utilizaré el tema de la narrativa como concepto unificador que relaciona la psicología con la práctica clínica, con la tradición psicoanalítica y con la psicología contemporánea

A quienes consideramos a la psicología como una ciencia que nos sirva para comprender el psiquismo humano, el funcionamiento de la mente y sus vicisitudes, así como una ayuda para aliviar el sufrimiento humano, nos resulta obvio aceptar la evidencia de los aportes de la literatura a la comprensión de la naturaleza humana, así como el alivio y placer que supone y ha supuesto siempre el leer o escuchar relatos. Recordemos la fascinación de los niños, por oír de boca de sus padres o abuelos, una y otra vez, sin cansancio, el mismo cuento.

 La psicología, siempre ha arrastrado el complejo de tener que demostrar ser científica y de querer ser reconocida como tal disciplina científica. Y aquí siempre hemos chocado con el problema de considerar necesario para validarse y refrendarse como ciencia, pasar por la criba de denominado método científico utilizado para las ciencias físicas. El problema no aparece si nos limitamos a medir la conducta, con métodos sociológicos, pero nos lo encontramos de lleno cuando queremos entender los móviles de la conducta humana. Los móviles de una misma conducta humana son muy variados y por tanto difícilmente agrupables, encasillables. Una conducta humana como por ejemplo, la respuesta agresiva de un sujeto, puede tener móviles bien distintos; que pueden abarcar desde ser una respuesta defensiva anticipatoria a un temor imaginario de ser atacado por alguien, hasta ser una conducta sociópata que sólo busca obtener placer mediante la degradación y humillación del otro. Esto complica extraordinariamente la validez de los estudios científicos. La psicología es ciencia de la subjetividad y el propio objeto de su estudio, es el sujeto del estudio. Y claro, verdaderamente lo que nos interesa tanto a los clínicos como a las personas que buscan en la psicología una utilidad para aliviar las dificultades de la existencia, es esto: que la psicología sea una ciencia del significado psíquico.

1.HISTORIA DE LA PSICOLOGIA. APARICION DE LA PSICOLOGIA CLINICA. PSICOLOGIA Y LITERATURA

Hasta la aparición de la psicología clínica, que quiero hacer coincidir con Freud, la filosofía y la literatura fueron el lugar de depósito de descripciones y explicación de la conducta humana. Cuentos, fábulas, relatos verbales, fueron y siguen siendo buenos manuales de acercamiento al psiquismo y a la condición humanas.

<< Las buenas historias no sólo son verosímiles, son además seductoras. Cautivan a la audiencia y hacen que esta se identifique con las emociones que experimenta el protagonista. Por tanto, contar historias es algo que liga a unos seres humanos con otros, sirve como un mecanismo de ordenación de las relaciones y como vehículo de transporte de significados socialmente relevantes (el poder, la justicia, la maternidad, lo bueno y lo malo, etc.), significados que se convierten en formas concretas de entender el mundo. Esta capacidad de identificarse con y de identificar emociones en los protagonistas de las narrativas es lo que las hace viables, interesantes, seductoras, etc. La narrativa presenta una gran similitud con la vida tal y como es, y muchas veces tal y como nos gustaría que fuera>>. (J. García Martínez)

Todas las culturas han generado historias. La facultad humana para crear relatos es universal. El hombre siempre fue social y ya desde las primitivas pinturas paleolíticas, late la necesidad de contar historias; historias que sirven en una doble dirección, contar a los otros y, al contar, tomar conciencia de quienes somos. Antes de la aparición de la escritura, la pintura paleolítica ya reflejaba la necesidad de comunicar humana, y probablemente ya transmite la existencia de pensamiento y significados simbólicos anteriores a la escritura y/o al lenguaje; reflejo de una historia que tal vez, les servía para entender su mundo y, por tanto, narrativas de su historia.

Hoy los seres humanos, todos, seguimos identificándonos en mayor o menor medida con valores o visiones del mundo que emanan de distintos grupos sociales, sean religiones, facciones ideológicas, posiciones filosóficas, etc. En otras palabras, estamos adscritos a historias culturales, narrativas culturales.

Dice, I. Yalom: <<Las historias de la psicología a menudo empiezan con el advenimiento del método científico y los psicólogos experimentales pioneros, como Wundt y Pavlov. Yo siempre he considerado esto una visión histórica corta de miras: la disciplina de la psicología empezó mucho antes, en las obras de los grandes pensadores psicológicos que escribieron sobre las más íntimas motivaciones humanas: Sófocles, Esquilo, Eurípides, Epicuro, Lucrecio, Shakespeare, y especialmente (para mí) los grandes novelistas psicológicos Dostoievsky, y Tolstoi, y, posteriormente, Mann, Sartre y Camus. Freud se identificaba como un científico, aunque ni una sola de sus grandes intuiciones naciera de la ciencia: de forma invariable surgieron de su propia intuición, su imaginación artística, y su profundo conocimiento de la literatura y la filosofía >>.

Grinberg, insiste en lo mismo: <<Sin embargo, a este respecto, será bueno recordar dos cosas: Freud, obtuvo algunos de sus mejores logros usando este método: Sófocles y Edipo, La Gradiva, Leonardo da Vinci, Shakespeare, Schrëber, Tótem y Tabú, Moisés, etc., son buenos ejemplos. En segundo lugar, que el mismo Freud escribió algo tan radical y, al parecer tan olvidado como esto: “Por razones prácticas hemos adoptado el hábito de separar el análisis médico de las aplicaciones del psicoanálisis. Eso no es correcto. En realidad, la línea fronteriza corre entre el psicoanálisis científico y sus aplicaciones en los ámbitos médicos y no médicos” (Freud, 1927, p. 241). Otros autores modernos como Eissler (1965) han insistido en el tema. Pero quizá sea Bion el autor que está más cerca de lo que queremos precisar cuándo dice: “El abandono de los recuerdos y modelos derivados de la medicina física implica la experiencia de problemas que el psicoanalista puede considerar ajenos a su campo fuera de su alcance; a menudo parecen corresponder a disciplinas no incluidas en su formación. La experiencia que tiene el psicoanalista respecto a los problemas filosóficos es tan real que a menudo comprende más claramente la necesidad de un marco filosófico que el mismo filósofo profesional” (Bion, 1967, p. 206). Esto fue, en definitiva, lo que hizo Freud: abandonar recuerdos y modelos derivados de la medicina física siguiendo, precisamente, una intuición genial que progresó, según vemos, en gran parte a través del mundo de la literatura y de la filosofía. Quizá sea bueno que recordemos y tengamos presente que los métodos y modelos de la medicina física no le hubieran permitido a Freud realizar sus descubrimientos: los métodos de Cervantes y otros demostraron, esta vez, ser más útiles que la anatomía del cerebro >>..

El trabajo de Freud sobre la histeria, abre el camino a la psicología clínica. Se decían tantas cosas de las pacientes histéricas, sin haberlas escuchado…, hasta que un día alguien.., decidió escucharlas. (Inducción de lo que se ve). Escuchar, algo más que oír, base de la psicología.

  1. NARRATIVA Y PSICOLOGIA

Según la visión de Kohut, el momento inaugural y definitorio para el psicoanálisis había sido cuando Anna O. había dicho a Breuer:

<< “Quiero relatar algo que me está ocurriendo”. Y un científico fue lo suficientemente científico como para decir “adelante”; se sentó y escribió lo que ella decía a fin de poner orden en los datos. Este es el gran paso que creó el análisis. Las teorías particulares establecidas por la mente ordena-dora de Freud son teorías particulares. Él podrá ser el Newton del psicoanálisis. Y sin duda lo es. Pero eso no significa que no haya otros modos de ordenar los datos >>. Mitchell y Black.

Así como Freud escuchó atentamente, comprensivamente, el relato de Anna O., e infirió una explicación de sus padecimientos en la represión sexual de la época, hoy los psicólogos escuchamos empáticamente los relatos de los pacientes en consulta, que constituyen una narrativa identitaria y una   explicación de su problemática actual que los trae a la consulta, derivada de su forma de enfrentarse a sus problemas existenciales, desde su forma de entender su realidad y con los recursos psíquicos que cuenta para enfrentarse a esa problemática actual.

Si nos detenemos aquí y recapitulamos, observaremos que estamos hablando de narración del paciente, y por tanto que es el lenguaje , el instrumento de comunicación principal empleado para transmitirnos su sufrimiento. Cierto es, que la actitud corporal también es un lenguaje, pero no es este el objeto de este trabajo.

<<Desde el punto de vista de la psicología de la personalidad, las narrativas constituyen elementos identitarios, pertenecen a un sujeto concreto y sólo ese sujeto puede contar tales hechos de determinada manera, son selecciones de hechos de la vida de esa persona que sirven para generar una interpretación interesada de los sucesos que relata. En ese sentido, las narrativas componen el sentido de la vida de esa persona>>. García-Martínez

<< Desde el momento en que un ser vivo es capaz de hacer narraciones, apela a su memoria explícita, se representa a sí mismo con imágenes y palabras y construye así una película que articula su identidad narrativa. Desde el instante en que edifica un mundo de palabras, le da una coherencia, lo siente, lo experimenta, lo ve y, por lo tanto, puede responder a él. Cyrulnik.

El terapeuta es poseedor de otra historia personal, de otra visión del mundo, portador de otros relatos e intenta mediante la escucha (poseedor de un método propio “técnico-clínico” de escucha) una comprensión del mundo del paciente. Una escucha que persigue adentrarse en el mundo del otro, para intentar comprender su forma de ver el mundo y de intervenir ayudando a ver desde otra perspectiva los problemas que se le presentan al paciente y le desbordan, necesitando y solicitando ayuda. La relación así establecida, invita al paciente a dejar de ser “paciente” (pasivo) para reinterpretar su historia, haciéndolo protagonista de un posible relato nuevo.

Finalmente, quiero señalar que actualmente los cuentos y fábulas son usados como un instrumento terapéutico, utilizado por algunos psicólogos. Jorge Bucay en nuestro país, es un referente como introductor del uso y manejo de cuentos y fábulas en psicoterapia Gestalt.

Resumiendo y para finalizar, la psicología se mueve en un mundo de relatos: relatos del paciente, relatos del terapeuta y relatos culturales. La identidad humana es narrativa.

Sirva esta última frase como enlace de mi próximo trabajo en este blog.

DI y P

Más información: https://www.psicoterapialasal.com/wp-admin/post.php?post=2295&action=edit

Psicólogos embajadores

BIBLIOGRAFIA

Bucay, J., Déjame que te cuente,RBA libros,2002.

Cyrulnik, B., De cuerpo y alma. Neuronas y afectos: la conquista del bienestar, Gedisa, 2007.

García Martínez, J., Técnicas narrativas en psicoterapia, Síntesis, 2012.

Gómez Zapiain, J., Apego y sexualidad. Entre el vínculo afectivo y el deseo sexual, Alianza Editorial, 2009.

Grinberg, L., La influencia de Cervantes sobre el futuro creador del psicoanálisis, en: Introducción a la teoría psicoanalítica (compilador: L. Grinberg), Tecnipublicaciones, 1989.

Mitchell, S., Black, M., Más allá de Freud. Una historia del pensamiento psicoanalítico moderno, Herder, 2004.

Yalom, I., Psicología y Literatura. El viaje de la psicología a la ficción, Paidós, 2000.

 

El Ladrillo Boomerang

diciembre 28, 2014

Había una vez un extraño hombre que iba por el mundo con un ladrillo en la mano. Había decidido que cada vez que alguien le molestara hasta hacerle rabiar, le daría un ladrillazo. El método era un poco primitivo, pero sonaba bastante efectivo, ¿no?

Sucedió que se cruzó con un amigo muy prepotente que le habló con malos modos. Fiel a su decisión, el hombre agarró el ladrillo y se lo tiró.

 No recuerdo si lo alcanzó o no. Pero el caso es que después, tener que ir a buscar el ladrillo le pareció bastante incómodo. Decidió entonces mejorar el “Sistema de Autopreservación del Ladrillo”, como él lo llamaba. Ató el ladrillo a un cordel de un metro y salió a la calle. Esto permitía que el ladrillo nunca se alejara demasiado, pero pronto comprobó que el nuevo método también tenía sus problemas: por un lado, la persona destinataria de su hostilidad tenía que estar a menos de un metro y, por otro, después de arrojar el ladrillo tenía que tomarse el trabajo de recoger el hilo que, además, muchas veces se liaba, y enredaba, con la consiguiente incomodidad.

 Entonces el hombre inventó un nuevo sistema; “el sistema Ladrillo III”. El protagonista seguía siendo el mismo ladrillo pero, este sistema, en lugar de un cordel, llevaba un resorte. Ahora el ladrillo podía lanzarse una y otra vez y regresaría solo, pensó el hombre.

 Al salir a la calle y recibir la primera agresión, tiró el ladrillo. Erró, y no pegó en su objetivo porque, al actuar el resorte, el ladrillo regresó y fue a dar justo en la cabeza del hombre.

 Lo volvió a intentar, y se dio un segundo ladrillazo por medir mal la distancia.

 El tercer, por arrojar el ladrillo a destiempo.

 El cuarto fue muy particular porque, tras decidir dar un ladrillazo a una víctima, quiso protegerla al mismo tiempo de su agresión, y el ladrillo fue a dar de nuevo en su cabeza. El chichón que se hizo era enorme..Nunca se supo por qué no llegó a pegar jamás un ladrillazo a nadie: si por los golpes recibidos o por alguna deformación de su ánimo.

 Todos los golpes que tiró fueron siempre para él mismo.

Con este maravilloso cuento, Jorge Bucay nos habla del enfado o de la rabia que todos los seres humanos tenemos y de la manera que tenemos de expresarlo, que finalmente se dirige contra nosotros.

Este mecanismo se llama retroflexión, mecanismo de defensa que utiliza el enfoque de la psicoterapia gestalt y que también lo utilizó el psicoanálisis y que llamó vuelta contra el sí mismo o agresión contra el propio self, para expresar la rabia hacia uno mismo. Es decir, la carga agresiva que primitivamente estuvo dirigida hacia un objeto externo, se vuelve contra uno mismo, pudiendo en algunos casos llegar a destruirnos. Básicamente, es un mecanismo que consiste en proteger a los demás de nuestra propia agresión.

Hay personas que en vez de permitir que la rabia o el enfado vayan hacia el exterior y se dirijan directamente a las personas con las que sienten enfado, protegen a los demás de su propia agresividad y ésta se dirige hacia ellas. Cada vez que lo hacemos nuestra energía hostil y agresiva se detiene justo antes de llegar al otro, y se detiene por medio de una barrera que nos imponemos nosotros mismos. Esta barrera no absorbe el impacto, sino que lo refleja y todo ese enfado y agresión se vuelve contra nosotros mismos a través de conductas reales de autoagresión: autolesionarse, darse atracones de comida, correr riesgos, consumir drogas, fumar, etc. Y otras veces bajo emociones y sentimientos disimulados pero tóxicos: depresión, culpa, somatizaciones corporales…

Es muy poco probable que un ser humano no se enfade nunca. Por ello es necesario expresar ese enfado; una vez que sentimos la rabia, la ira o la frustración la única manera de librarse de ellas es sacarlas fuera, transformadas en una acción. Sino lo único que conseguimos tarde o temprano es enfadarnos contra nosotros mismos.

En el proceso psicoterapéutico se trataría de que la persona se dé cuenta que el método que está utilizando, en este caso el ladrillo, no le está resultando eficaz ya que termina haciéndose daño y esto no le permite expresar su rabia y resignación al otro. Este método no le está siendo útil, y a través del reconocimiento de esta emoción de rabia que no está siendo expresada, podrá decidir qué hacer y podrá poner en práctica otra solución.

En definitiva, el terapeuta gestáltico tratará de acompañar a la persona a que se dé cuenta y se haga consciente de su situación. Porque sólo desde el saber y entender lo que nos pasa, podremos decidir qué es lo que hacemos con ello y cuál es la mejor solución para clarificar los problemas que nos van surgiendo.

Puede que esta persona aprendiera que la mejor solución no es llevar la rabia hacia sí mismo sino reconocerla, aceptarla y expresarla hacia fuera mediante un gesto, un argumento, una palabra, sin temor a que la otra persona le rechace, y puede que simplemente haya una comprensión entre ambas partes, sin necesidad de herirse ni a uno mismo ni al otro.

“Después de darse cuenta que el ladrillo sólo le hacía daño, encontró una pluma, con la que decidió escribir a todas aquellas personas que le hicieran daño y los motivos por los que se sentía así. De esta forma pudo actuar en base a su necesidad de expresar su enfado y utilizó los huecos del ladrillo para guardar la tinta que expresara sus sentimientos”

 

Jorge Bucay

Déjame que te cuente.

libro1

 

Psicólogos Gestalt Madrid

Psicólogos embajadores

 

El vínculo en psicoterapia

diciembre 19, 2014

Para sufrir menos, podemos tomar un antidepresivo que aumente la secreción de las monoaminas o encontrar a alguien que, por su relación y su talento, pueda modificarnos las maneras de ver y sentir”. Cyrulnik ( 18,p.99)

Vamos a tratar de exponer algunas ideas para poder explicar lo importante que es el vínculo entre terapeuta y paciente para predecir un pronóstico favorable en el tratamiento psicoterapéutico.

La psicoterapia es un proceso entre dos personas destinado a promover el cambio de sentimientos, pensamientos, actitudes y comportamientos que han resultado problemáticos para la persona que busca ayuda de un profesional.

En esta relación hay una persona que cura, una persona que sufre y busca alivio en la persona que cura y la relación que se establece entre las dos partes. El vínculo entre el psicoterapeuta y el paciente donde se trata de producir cambios en el estado emocional y en la manera de ver el mundo.

La influencia curativa desde la psicoterapia gestalt se establece principalmente por medio de palabras donde el terapeuta tratara de modificar la manera de sentir y de pensar del paciente y por lo tanto, será el paciente el que se de cuenta a través del reconocimiento de sus emociones y sentimientos, la manera de cambiar su propia actitud frente al mundo y poder disfrutar de una vida más plena y satisfactoria. No se trata de que el terapeuta de soluciones al paciente de cómo tiene que vivir su vida, sino que junto con la ayuda del terapeuta el mismo encuentre sus propias soluciones a los problemas y clarifique sus dudas y temores.

“ Cuando la narración vuelve a dar coherencia al mundo alterado, cuando la relación instaura un vínculo que inspira seguridad, se restablece el buen funcionamiento de las sinapsis. La biología encuentra una explicación del efecto mágico de las palabras”. Cyrulnik ( 18, p.123)

La historia personal y la propia historia clínica constituyen un relato y una narrativa individual, que el terapeuta trata de desvelar, dándole al paciente la posibilidad de considerar su trayectoria vital y la posibilidad de ser el auténtico autor y director de su destino, a la luz de sus deseos e intereses conscientes e inconscientes. Y todo ello, inmerso en la relación establecida entre el terapeuta y el paciente, constituyendo una nueva oportunidad para el cambio y el bienestar psicológico.

La relación entre terapeuta y paciente es uno de los elementos distintivos de toda psicoterapia. Esta relación es diferente de otras relaciones en la vida del paciente, ya que se trata de una relación profesional, donde el terapeuta se interesa genuinamente por el paciente, pero no forma parte de sus relaciones interpersonales de su día a día.

El paciente acude a la consulta del psicólogo con una demanda o motivo de consulta, se centra en sus necesidades y le retribuye al terapeuta por su trabajo, siendo esto importante porque no debe suponer una actitud sacrificada y altruista por parte del terapeuta, ya que podría generar un sentimiento de deuda inapropiado.

El encuadre también es fundamental para el desarrollo del tratamiento psicológico y se refiere al “ conjunto de reglas fijadas por el terapeuta para hacer viable la psicoterapia” incluye los honorarios, la duración y la frecuencia de las sesiones, lugar donde se realiza, vacaciones, y cualquier otro detalle que afecte al desarrollo de la psicoterapia.

La actitud de un terapeuta hay variaciones en función desde que modelo trabaje. Desde el modelo psicoanalítico, el analista mantiene una actitud neutral y de reserva, que facilite el proceso transferencial y desde el modelo humanista se destacaría la calidez personal y desde el modelo sistémico se propone una posición equidistante en relación con las posturas de los distintos miembros de la familia.

Finalmente, el vínculo terapéutico es un factor de cambio esencial en toda forma de psicoterapia. La calidad del vínculo determina el tono emocional de la terapia y contribuye al grado de colaboración del paciente en la terapia y como consecuencia el cambio en la manera de vivir y descubrir quien uno es y quien quiere llegar a ser. En definitiva, descubrir lo más íntimo y verdadero de uno mismo y estar cómodos con nuestro cuerpo y nuestra propia existencia.

“ En la relación se darán nuevas experiencias que pueden re-escribir sobre la huella de las experiencias pasadas nuevos cauces y fuerzas, y como los investigadores de las neurociencias continúan demostrando la memoria emocional no se borra, se re-escribe sobre ella a través de experiencias repetidas; y en el ámbito humano, las experiencias dolorosa y patógenas que han dejado su huella indeleble en el pasado, pueden ser re-escritas en nuevas relaciones humanas que brinden nuevos cauces y cualidades para su experiencia. Son las nuevas experiencias de relación, en las que tienen lugar constantes puestas a prueba del vínculo, los que a través de su constancia y repetición, crean nuevos circuitos neuronales que se sobreponen a los antiguos, debilitándolos hasta potencialmente borrarlos”. Ávila Espada

 

campos-alemania-blancos-nieve-invierno

 

 

Psicólogos embajadores

Psicólogos Madrid

Psicoterapia Gestalt y Duelo

noviembre 23, 2014

La vida es real, incontrolable, inabarcable y compleja. A menudo resulta ininteligible: Aparecen y desaparecen las alegrías y las penas, los éxitos y los fracasos, las risas y las lágrimas, las “gracias” y las desgracias. Y como parte de la vida, en su etapa final aparece la muerte. Puede ocurrir a cualquier edad, de forma súbita o después de una larga enfermedad.

El duelo viene del latín y significa dolor por la pérdida de algo o de alguien, se manifiesta con reacciones emocionales que siguen a un desapego y se produce ese duelo.

El luto significa llorar, es el duelo por la muerte de una persona querida, se manifiesta con signos visibles, comportamientos, rituales…

La diferencia de duelo del luto y otras pérdidas es la intensidad de los sentimientos y la definitivo de de la pérdida, en el luto es definitivo.
La finalidad del duelo es un proceso necesario para re configurar el vínculo roto y para poder aceptar la realidad del cambio.

Cuando elaboramos el duelo nos ponemos en contacto con el vacío de la pérdida, soporta el sufrimiento que supone y la frustración de esa ausencia…porque cuando esos vínculos se rompen se produce una frustración que nos lleva a una rabia y una tristeza y el grado de dolor depende de la manera en que lo soportemos cada uno y del tipo de pérdida.

Las reacciones frente al duelo pueden ser:

Físicas: dolores de cabeza, corporales, insomnio, inapetencia, anecdótica, episodios de pánico, inquietud.
Emocionales: aturdimiento, pánico, rabia, culpa, miedo, tristeza, alivio.
Mentales: falta de concentración, pérdida de capacidad para generar objetivos, habilidades, búsqueda de la persona querida.
Sociales: aislamiento, sensación de no pertenencia, resentimiento hacia otros, elaboración de una nueva identidad.
Espirituales: renegar o ir en contra de una fe o una religión.

Hay distintos tipos de fallecimiento y de reacciones dependiendo del tipo de muerte.

Dependiendo del tipo de muerte y de nuestras estrategias y del vínculo con la persona vamos a hacer un tipo de duelo u otro el tiempo del que pase no es claro, depende del tipo de muerte y del vínculo.

 

Tipos de duelo que requieren la ayuda profesional:
Anticipatorio: en caso de muertes anunciadas
Retardado: en aquellas personas que «se controlan», «no tienen tiempo de ocuparse de sí mismas» o escapan al dolor y a la realidad de la muerte del ser querido mediante una «hiperactividad». Durante meses o incluso años, cualquier recuerdo o imagen, desencadena el duelo no resuelto.
Crónico: que arrastra el doliente durante años, absorbido por los recuerdos, incapaz de reincorporarse a la vida normal.
Patológico: caracterizado por un agotamiento nervioso, síntomas hipocondríacos, identificación con el fallecido o dependencia de los fármacos o el alcohol.

 

 

 

duelo

psicologos madrid, psicologos embajadores, psicologos delicias

Las polaridades en terapia gestalt

noviembre 12, 2014

“ Lo vivo y lo muerto son una misma cosa en nosotros, lo despierto y lo dormido, lo joven y lo viejo: lo uno, movido de su lugar, es lo otro. Y lo otro, a su lugar devuelto a uno.”

Heráclito

En todo organismo, como en la naturaleza, los fenómenos ocurren simultáneamente: no se puede conocer el sueño sin tener conciencia de la vigilia, es imposible la memoria sin la capacidad de olvido, la tristeza sin haber experimentado la alegría, no podemos experimentar el amor sin conocer el odio..

Todos tenemos dentro un sistema de opuestos, es decir, cada parte de nosotros tiene un opuesto. Todo esto viene de una tradición muy antigua como fue el taoísmo filosófico que se basaba en la complementariedad entre los opuestos, el famoso y conocido; ying y el yang.

Desde la perspectiva de la terapia gestalt se concibe al individuo como una secuencia interminable de polaridades que aparecen en un momento y otras en otro pero todas están ahí y forman parte de nosotros. No hay incompatibilidad entre los opuestos, sino que somos nosotros quienes los juzgamos y rechazamos erróneamente, dando como resultado el estrechamiento de la conciencia y limitamos la capacidad de darnos cuenta. Se puede ser ambidiestro y ver dos polos en cada acontecimiento.

Sabemos que la luz no puede existir sin la oscuridad, si hay siempre luz, uno ya no vivencia la luz. Derecha no existe sin izquierda (Perls, 1974 )

Desde la terapia gestalt se piensa en términos de polaridades porque su filosofía es integrativa. La integración es el horizonte terapéutico.

“ La verdadera naturaleza del hombre, como cualquier otro animal, es la integridad. Únicamente espontaneidad y en la capacidad de deliberar integrada, toma una decisión saludable. Porque tanto la espontaneidad como la deliberación están en la naturaleza del hombre. El darse cuenta de y la responsabilidad por el sí mismo como también por el otro, le dan sentido y forma a la vida del hombre.” ( ibídem)

Algunas de las polaridades que se consideran desde la terapia gestalt:

  • La parte masculina y femenina de cada persona que se localiza en la mitad derecha o izquierda del cuerpo; ambos son componentes psicológicos independientemente del sexo biológico. Neurológicamente se relacionan con el hemisferio izquierdo del cerebro ( que rige la mitad derecha y se considera el cerebro lógico-masculino) y con el hemisferio derecho ( que rige la mitad izquierda y se considera analógico y femenino: emoción, receptividad..).
  • Apoyo y relación, localizadas en la mitad inferior y superior del cuerpo. La armonía entre ambas permite conjugar el autoapoyo personal y la relación con el entorno. La parte inferior del cuerpo está al servicio del movimiento y la sección superior del cuerpo remite al pensamiento, al habla y a la manipulación del mundo exterior.
  • Resentimiento y aprecios. El odio y el amor son dicotómicos ni incompatibles respecto a un mismo objeto. Poderlos formular en la medida que emerjan, equilibra la vivencia de los sentimientos positivos y negativos sin que los unos anulen a los otros. El trabajo con los resentimiento es un foco en la terapia gestalt porque son el ejemplo más claro de situación inconclusa porque el resentimiento no expresado puede convertirse en culpa. El aprecio nutre y el resentimiento crea dependencia e intoxica, la mayoría del trabajo de polaridades se remite al mundo afectivo-emocional donde suelen aparecer dos sentimientos: ternura/dulzura y seguridad/inseguridad.

El enfoque gestáltico no es una visión intrapsíquica ni tiene una teoría del funcionamiento interno de la psique ( como si la tiene el psicoanálisis) es más bien un modelo situacional; percibe a la persona desde dentro y en su relación con un espacio y un tiempo ( aquí y ahora) por eso se denomina a la terapia gestalt como un enfoque experimental que se vivencia en el momento presente.

“ si el contacto es demasiado prolongado se torna inefectivo o doloroso; si la retirada es demasiado prolongada, interfiere en el proceso de la vida” ( Perls)

 

polaridades

» La terapia gestalt. La vía del vacío fértil. Francisco Peñarrubia»

Psicoterapia gestalt Madrid

Psicólogos embajadores

TERAPIA INFANTIL GESTÁLTICA

noviembre 9, 2014

El objetivo del terapeuta infantil y de la terapia no sería hacer niños y niñas educados, ni que se adapten a todas las fantasías, expectativas y sueños de los adultos, ni que sean los mejores de la clase. Es importante no olvidar que la persona que acude a consulta es un niño, y que suyo es el sitio especial en nuestro encuadre, en nuestro acercamiento y en nuestro trabajo terapéutico. El objetivo es que el niño se vaya realizando como persona, que vaya desarrollando sus potencialidades y sus propios valores.

Los padres son importantes en el proceso terapéutico. La familia es el principal sotén donde se apoya el niño y se trabaja la relación con ellos, serán nuestra mejor herramienta y los mejores colaboradores que encontraremos para el tratamiento de su hijo/a.

El terapeuta infantil tiene que tener como principal capacidad el poder saber estar con los padres y principalmente con el niño, tratando de crear un clima y una relación de humanidad, de respeto, de saber profesional y de afecto. De los vínculos que se establezcan dependerá el desarrollo de la terapia, el modo como cada uno podrá volverse a sentirse persona y bien consigo mismo.

Desde un enfoque gestáltico lo que se pretende es que el niño/a se realice como ser humano, que vaya desarrollando sus propios valores internos. Es importante que permanezca ligado a lo que siente, “los niños oyen, ven, sienten y saben por si mismos”.

El niño/a, para desarrollarse como persona tiene que ACTUAR, desarrollar sus potencialidades, y para ello necesita APOYOS y LÍMITES. Para que el potencial del niño/a se desarrolle, necesita de un ambiente externo que lo favorezca.

Para potenciar su desarrollo es necesario:

Mostrarle aceptación y acogida.

Darle confianza en que puede.

– Favorecer el “darse cuenta” en el niño.

-Comprender que es el protagonista de su aprendizaje.

– Favorecer la libre expresión

– Hacer que se responsabilice de su actos.

Las diferencias entre la terapia con adultos y la terapia infantil es que en la terapia con adultos, se trabaja el niño que llevamos dentro y el “aquí y el ahora” y en los niños/as, como son “aquí y ahora” hay que enseñarles a posponer impulsos, a introducir el pensamiento, la reflexión entre lo que siente y su actuación.

El niño/a siente con gran intensidad, por eso hay que ayudarle a que ponga palabras, a que se acerque a las situaciones hablando, ya que se suele sentir impotente a la hora de expresarse. Al poner palabras saca lo que tiene en su interior. En terapia va aprendiendo a hablar de lo que siente.

En terapia infantil es importante poner límites, mantener el encuadre y no cambiar, ya que el niño necesita una estructura que le proporcione un anclaje y le impida perderse.

En definitiva; La terapia infantil es un trabajo lento, ya que hay que trabajar protegiendo el mundo del menor, que es mucho más frágil que el del adulto.

infantil

CORNEJO, L.: Manual de terapia infantil gestáltica. Ed. Desclée De Brouwer.

Psicólogos embajadores

Psicólogos Madrid

 

 

 

 

La lotería del nacimiento

octubre 21, 2014

Aquí os dejamos un enlace a un documental que nos ofrece una mirada crítica y alternativa sobre la sociedad de hoy y sobre la que estamos creando para el mañana:

http://www.mangu.tv/node/2669

Esperamos que os guste!

images

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Psicólogos Madrid

 

Taller de Crecimiento Personal

octubre 12, 2014

Estimados amig@s,

os escribimos para informaros que el próximo sabado 25 de octubre tendrá lugar el taller de crecimiento personal que imparte el Centro de Psicoterapia La Sal.

El objetivo de este taller es que conozcáis como es el trabajo en grupo. Está dirigido hacía el desarrollo personal, las relaciones interpersonales y la comunicación. Con el trabajo grupal se fomentará el contacto y los intercambios afectivos mediante ejercicios y juegos que faciliten la expresión de los sentimientos y desarrollo de recursos y capacidades personales.

Está abierto para todas aquellas personas que estéis interesadas y/o penséis que pudieran estarlo.

El plazo de inscripción está abierto a partir de este momento hasta el próximo día 20 de octubre.

¡El número de plazas es limitado!

Imparten:

María Ezquerro Loscos

Virtudes Muñoz Almazo

Horario: de 10:00 a 14:00 h

Para más información podéis llamar al teléfono de La Sal: 644 289 281 o mandar un correo a info@psicoterapialasal.com

Un saludo cariñoso,

Centro de Psicoterapia La Sal

TALLER COMPLETO PROXIMAMENTE OS INFORMAREMOS DE NUEVAS FECHAS.

 

la foto(12)
Psicologos Madrid

 

Llámanos